12.17.2007





muy pocas veces el aire se detiene en mis pulmones y resbala en toda mi mente, si soy una cobarde en los juegos de azar pero como todos adoro ganar, supongo que los sietes son producto de tu buena voluntad, eso es, es algo que recuerdo haber presumido alguna vez, lo que no recuerdo es cuando decidí obviar mi manía por entender por que los ceros no valen solos, siempre golpeas tu cabeza para quitarte las malas ideas pero no funcionan hasta que te quedas dormido, en tu cabeza retumba cada vez con mas fuerza exit exit exit eeeeexit y poco a poco un sonido se hace constante a medida que te retuerces de flojera: desperta desperta desperta... rutiiiiina... que desastre...

mira, soy yo, yo y yo, me gusta verte reír, me gusta reír de ti y contigo, me gusta saber que no hace falta pensar demasiado para encontrar las gotas de mis ojos con las que me das forma, me gusta cuando entiendes las caras que pongo con el viento, me gusta tener que quitarme los zapatos en la arena y correr detrás de ti y me gusta contar las gotas de lluvia que forman el charco donde brinco y juego a tu lado, no, no esperes que me levante aun, sabes que volveré a verte, a buscarte, a brincarte por la espalda y sorprenderte con un nuevo juego, ... como me gusta verte reír...

no se donde voy pisando... no se porque voy brincando.

3 comentarios:

Miguel Lundin Peredo dijo...

Una de las mejores historias que he leido en la blogosfera y no esta lejos de ser uno de mis relatos favoritos de este año que ya esta muriendo en nuestra memoria.
Sigue con el mismo entusiasmo,princesa.Lo haces bien,asi se comienza a descubrir la voz interna y se crea un estilo de escritura propio que nada tiene que envidiar a otros estilos de escritura.
Que tengas una feliz navidad,Karencita.

G_Ale dijo...

Hola.
Solo pasaba a saludar.
Que tengas un buen año.
Ojalá ocurra el accidente que acerque nuestras sendas otra vez.

Mían... dijo...

Saludos...

desde el más allá.